06.09.2021

Novedades en materia concursal

Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley Concursal para la incorporación a la legislación española de la Directiva (UE) 2019/1023, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019 (Directiva sobre reestructuración e insolvencia)

El Anteproyecto de Ley para la Reforma de la Ley Concursal de 8 de julio fue aprobado por el Consejo de Ministros el 3 de agosto de 2021.

La finalidad principal es transponer la Directiva sobre reestructuración e insolvencia 2019/1023, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019, y aplicar una drástica reforma al sistema concursal actual.

 

El anteproyecto de ley se encuentra pendiente de aprobación

 

El Ministerio de Justicia y el de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha liderado el proyecto de reforma. Entre las novedades que se proponen:

  • Los instrumentos pre-concursales se definen como planes de reestructuración que sustituirían los actuales acuerdos de refinanciación, pero que se muestran insuficientes.
     
  • Se propone un nuevo proceso concursal para autónomos y microempresas de menos de diez trabajadores con un coste muy reducido. Inicialmente sería necesario pasar por un periodo de negociación con los acreedores de un máximo de tres meses. En dicho periodo se debería plantear o bien un plan de continuación rápido y flexible o, en su defecto, se plantearía una liquidación ordenada a través de un sistema de tramitación on line. En estos supuestos, no será preceptiva la intervención de abogado ni procurador en representación, ni del deudor ni de los acreedores. Tampoco se designará administrador concursal. 
     
  • En relación con los mecanismos de segunda oportunidad, se propone la posibilidad de exonerar las deudas sin que sea necesaria la liquidación previa del patrimonio del deudor. Se propone que la duración del plan de pagos tenga una duración máxima de tres años, que podrá ser ampliada a cinco cuando se enajene la vivienda habitual del deudor. Respecto de la exoneración del crédito público, se plantea garantizar la recuperación de dicho crédito, y lo que supone una postura contraria a la doctrina del Tribunal Supremo en relación a la sentencia de 2 de julio de 2019 cuyo ponente fue Don Ignacio Sancho Gargallo.
     
  •  Con el fin de garantizar la agilización de los procesos concursales, se incentivaría a aquellos administradores concursales que gestionen con premura los procesos, y se penalizaría a aquellos cuya gestión no sea adecuada y que dilate el proceso innecesariamente.

 

Diferentes entidades, colegios y asociaciones profesionales han realizado alegaciones en contra de su aprobación y con nuevas propuestas más adecuadas. 

 

 

Más información: Miriam Magdalena, socia del área de Insolvencias y Concursal de Toda & Nel-lo.