21.12.2020

Los intereses de demora abonados por Hacienda al efectuar una devolución de ingresos indebidos no tributan en renta

El fallo del Tribunal confirma la Sentencia del TSJCV que estimó el recurso interpuesto por un contribuyente contra la Resolución del TEARCV, que consideraba que los intereses de demora recibidos por parte de la Administración tenían la consideración de ganancia patrimonial sujeta y no exenta a los efectos del IRPF.

El pasado día 3 de diciembre de 2020, el Tribunal Supremo (TS) dictó una Sentencia fijando como criterio que los intereses de demora abonados por la Agencia Tributaria al efectuar una devolución de ingresos indebidos no están sujetos al IRPF”  y, por lo tanto, no forman parte de la base imponible del Impuesto.

El fallo del Tribunal confirma la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que estimó el recurso interpuesto por un contribuyente contra la Resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de la Comunidad Valenciana (TEARCV), que consideraba que los intereses de demora recibidos por parte de la Administración tenían la consideración de ganancia patrimonial sujeta y no exenta a los efectos del IRPF.

La sentencia del TSJCV se apoyaba en la jurisprudencia del propio TS relativa a la no deducibilidad en el Impuesto sobre Sociedades (IS) de los intereses de demora que tiene que pagar el contribuyente a la Administración cuando no cumple correctamente sus obligaciones.

En este sentido, entendió el TSJCV que, si se niega a los contribuyentes la posibilidad de deducir los mencionados intereses en el IS, so pretexto de que no pueden beneficiarse de su propia actuación contraria a la norma, tampoco debe aceptarse que la Administración cobre impuestos por el importe que debe pagar por haber exigido antes un ingreso indebido, por cuanto la sujeción al IRPF de dicho importe desvirtuaría la naturaleza indemnizatoria de los intereses de demora, ampliamente aceptada por la jurisprudencia.

El TS, en la resolución comentada, resuelve confirmando esa Sentencia del TSJCV afirmando que, cuando se devuelven al contribuyente unos intereses que ha tenido que soportar indebidamente, no cabe apreciar la existencia de una ganancia patrimonial, sino que se produce un reequilibrio, anulando la pérdida antes surgida. Adicionalmente, concluye el Alto Tribunal que partiendo de que los intereses tienen una finalidad compensatoria, el hecho de considerarlos sujetos frustraría dicha finalidad, al menos de forma parcial.

Llegados a este punto, cabe mencionar que la Sentencia cuenta con el voto particular de un magistrado, discrepante del criterio mayoritario del Tribunal, que considera que la Resolución “debió declarar haber lugar al recurso de casación deducido por el Abogado del Estado, aclarando que los intereses de demora “pasivos” son ganancias patrimoniales integrantes de la renta general del IRPF”.

Finalmente, cumple advertir que la interpretación del TS abre la posibilidad a los contribuyentes que hayan tributado por el IRPF, en un ejercicio no prescrito, calificando unos intereses de demora percibidos por la Administración como una ganancia patrimonial sujeta y no exenta al Impuesto, de solicitar la rectificación de las autoliquidaciones correspondientes para instar a que se proceda a la devolución del exceso de tributación junto con los intereses de demora que se hayan devengado desde la fecha del ingreso.

En todo caso, debe tenerse en cuenta que la presentación de una solicitud de rectificación de autoliquidación interrumpe el plazo de prescripción del derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación respecto del ejercicio afectado.

Puede consultar el contenido íntegro de la Sentencia a través del siguiente enlace.