pachanga comerciales es tiempo de trabajo
Practice areas:
25.06.2019

Jugar una pachanga ¿es tiempo de trabajo?

Disputar partidos de fútbol entre trabajadores y clientes cuenta como horas de trabajo. Si se realiza como actividad comercial fuera de la jornada habitual, forma parte del trabajo, así lo ha confirmado el Tribunal Supremo

El pasado 19 de marzo de 2019 el Tribunal Supremo dictó una sentencia en materia de jornada (STS 1402/2019). En esta se declaraba como computable -a efectos de jornada laboral- el tiempo que los comerciales de una importante empresa destinaban a jugar partidos de futbol con clientes.

Contrariamente a lo que se ha insinuado a través de ciertos titulares, no es cierto que el tiempo que los comerciales dedican a actividades de alterne social, deba considerarse siempre como tiempo de trabajo.

En la referida sentencia lo que hace el Tribunal Supremo es interpretar el precepto 31.B.1 del Convenio Colectivo de empresa que dispone que «el tiempo que los trabajadores de este sector dediquen a eventos comerciales especiales fuera de la jornada será voluntario y se compensará en tiempo de descanso en igual proporción dentro de los cuatro meses siguientes a la realización del evento, respetando el mantenimiento de la actividad comercial».

El procedimiento viene motivado por cuanto se denuncia que, después de realizar estos actos, los comerciales -al día siguiente- debían incorporarse al trabajo en el horario habitual pese a que no hubiesen transcurrido las 12 horas mínimas previstas en el 34.3 del ET.

Por la redacción y por la misma sistemática del propio convenio, que sitúa el precepto cuestionado en el capítulo de «jornada de trabajo» y que replica con bastante similitud el contenido del Estatuto en lo previsto para la jornada y horas extraordinarias, el Tribunal Supremo termina declarando que dichos eventos (en el caso concreto, jugar pachangas con clientes) deben considerarse como jornada efectiva de trabajo.

No obstante, debe situarse esta sentencia fuera del actual debate de la jornada de trabajo y del registro de jornada en tanto que, como mencionábamos, es la interpretación particular de un convenio colectivo de empresa y, además, la fecha de la sentencia, es anterior a la entrada en vigor de la reforma.

Por otro lado, inmersos en el actual debate sobre qué es y qué no jornada de trabajo, traemos a colación las afirmaciones (estas sí son genéricas) que realiza el Tribunal en materia de jornada:

«Como recordábamos en la  STS/4ª de 20 junio 2017  (RJ 2017, 3112)  (rec. 170/2016 ), "en su concepción jurídico-laboral estricta el concepto de 'jornada de trabajo', que es el término utilizado por el  art. 34.1  ET , equivale al tiempo de servicios efectivamente prestados por el trabajador como pago de su deuda de actividad; en plano jurisprudencial "la jornada efectiva de trabajo es el tiempo que, en cómputo diario, semanal o anual, dedica el trabajador a su cometido laboral propio" y, en términos del  art. 34.5  ET , es el tiempo en que el trabajador "se encuentra en su puesto de trabajo".

De igual modo, para mantener abierto el debate, debe tenerse en cuenta que la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo (el  art. 2.1 ) define el tiempo de trabajo como «todo período durante el cual el trabajador permanezca en el trabajo, a disposición del empresario y en ejercicio de su actividad o de sus funciones, de conformidad con las legislaciones y/o prácticas nacionales» y, en cambio, considera período de descanso como «todo período que no sea tiempo de trabajo». Redacción que ofrece posibilidades de una mayor regulación.