Legal tech Toda & Nel-lo Manuel Berzosa
10.07.2019

Legal tech: Innovando sobre valores

En un entorno en el que es necesario ir más rápido que el mercado, la disrupción es la nueva norma, y la innovación disruptiva no es sólo una fuente para obtener ventajas competitivas, sino que se ha convertido en una cuestión de supervivencia.
Por Manuel Berzosa – abogado senior del área de Derecho Mercantil de Toda & Nel-lo

 

La disrupción es la nueva norma

 

Todo el que esté leyendo estas líneas sabe que estamos en medio de un cambio que va mucho más allá de la revolución digital que comenzó ya a finales de la década de los 50. Se trata de un cambio de era.
Vivimos en un mundo que cambia más rápido que nunca, a rebufo de una tecnología que evoluciona de forma exponencial. ¿Qué provoca esto? Que los comportamientos de los consumidores y los mercados económicos también cambien de la noche a la mañana, de manera drástica.

Efectivamente, todos los que trabajamos con empresas vemos cómo muchas de ellas se esfuerzan cada día por adaptarse, cómo algunas otras pierden espacio por no moverse o por no hacerlo a la velocidad precisa, y cómo todas ellas se encuentran con nuevos actores que desafían sus modelos de negocio tradicionales. Los ciclos de vida de los productos y de los servicios son cada vez más cortos, incluso la vida media de las empresas desciende. Así, tomando como referencia a las empresas del S&P500, se ha confirmado que la vida media de las mismas sigue reduciéndose (en 2018, 21,4 años de vida media), y se pronostica que el ratio seguirá descendiendo para llegar al de una vida media de 12 años en 2027 (1).

En este entorno en el que es necesario ir más rápido que el mercado, la disrupción es la nueva norma, y la innovación disruptiva no es sólo una fuente para obtener ventajas competitivas, sino que se ha convertido en una cuestión de supervivencia.

 

¿Qué pasa en el sector legal? ¿Nos afecta a los abogados?

 

Pues pasa exactamente lo mismo. Aunque por peculiaridades propias, nuestro sector tiene más aversión al cambio (cada vez menos), la innovación y la digitalización están presentes, a todos los efectos. 
En este contexto se enmarca el fenómeno de las legal tech (la utilización del software y la tecnología para prestar servicios jurídicos), que tampoco es un concepto nuevo, pero cuyo significado tiene, en esta nueva era, una mayor profundidad, pues afecta de forma muy relevante a la organización de las firmas, a sus modelos de negocio y al propio perfil de los abogados.

Nuestro éxito ante estos cambios en todo caso, pasa por poner a nuestros clientes y a nosotros mismos, los abogados, en el centro de estos nuevos modelos de organización y de negocio, y en ello resulta esencial tener una cultura corporativa basada en valores compartidos.

 

Por eso, entre otras razones, apreciamos tanto nuestros valores en Toda & Nel-lo, y lo mejor de todo es que nuestros clientes los aprecian también.

 

 

1.   Evan I. Schwartz. Corporate Longevity Update: Creative Destruction Rides High. (2019)