Modificaciones arrendamiento vivienda
08.07.2020

Covid-19: Modificaciones en las medidas en el ámbito de arrendamientos de vivienda

El 8 de julio se publicaba en el BOE el Real Decreto-ley 26/2020, de 7 de julio, de medidas de reactivación económica para hacer frente al impacto del COVID-19 en los ámbitos de transportes y vivienda.

El 8 de julio se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 26/2020, de 7 de julio, de medidas de reactivación económica para hacer frente al impacto del COVID-19 en los ámbitos de transportes y vivienda.

Si bien el grueso de la norma está dedicado a la regulación de determinados aspectos del transporte en sus diferentes modalidades (aéreo, carretera, marítimo, etc.), las disposiciones finales octava y novena del Real Decreto-ley introducen determinadas modificaciones en las medidas adoptadas en su momento por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, y en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

Dice la exposición de motivos del Real Decreto-ley que, con el fin de homogeneizar la duración de las medidas sociales y que la retirada de las mismas no se produzca de manera desordenada, además de evitar que los beneficiarios del bono social eléctrico dejen de percibir los descuentos y beneficios previstos en la normativa, la disposición final prórroga hasta el 30 de septiembre la vigencia del bono social y se extiende hasta el 29 de septiembre la posibilidad de solicitar la moratoria en el pago del préstamo con garantía hipotecaria, cuyo plazo finaliza ahora el 5 de agosto.

Asimismo, mediante lo dispuesto en la disposición final novena, en relación con la protección de las personas arrendatarias de vivienda en situación de vulnerabilidad, se refuerzan y extienden en el tiempo las medidas previstas en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, que iban a finalizar en breve plazo.

En este sentido:

a) Se extiende hasta el 30 de septiembre la posibilidad de solicitar la moratoria o condonación parcial de la renta, cuando el arrendador sea un gran tenedor o entidad pública, en los términos establecidos en dicho Real Decreto-Ley; y

b) Se amplían hasta esa misma fecha los contratos de arrendamiento de vivienda que pueden acogerse a la prórroga extraordinaria de seis meses, en los mismo términos y condiciones del contrato en vigor.
Paralelamente, a fin de evitar la sucesión de impagos de créditos o préstamos sin garantía hipotecaria por parte de las personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica, se extiende hasta el 29 de septiembre la posibilidad de solicitar la moratoria, en los términos establecidos en dicho Real Decreto-Ley.

Por otro lado, en relación a la garantía de la continuidad del suministro energético y de agua para consumidores domésticos en vivienda habitual, se extiende lo previsto en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, que finalizó el pasado 20 de junio de 2020. De esta manera, la garantía de suministros básicos se amplía hasta el 30 de septiembre.

Igualmente, para los consumidores domésticos acogidos por esta medida, el periodo de tiempo de esta no computará a efectos de los plazos de los procedimientos de suspensión del suministro iniciados con anterioridad a dicho periodo.

El nuevo Real Decreto-Ley no incluye medida alguna respecto a arrendamientos de uso distinto al de vivienda, por lo que no hay nuevos plazos para pedir condonaciones o moratorias en ese tipo de arrendamiento.

Dicho cuanto antecede, relacionaremos cada una de las medidas aprobadas relativas al arrendamiento y la moratoria de préstamos, que entrarán en vigor al día siguiente al de su publicación -el día 9 de julio de 2020-.

Las principales medidas introducidas por el referido Real Decreto-Ley son las siguientes:

Acceder al documento

 

Más información: José María Arnedo, socio de Procesal y responsable de Inmobiliario de Toda & Nel-lo