16.03.2020

ERTES Coronavirus - Fuerza Mayor

Llevamos días cuestionándonos si las distintas afectaciones que se están viviendo en las empresas como consecuencia del Coronavirus y las medidas aprobadas para prevenir su expansión, reúnen las características necesarias para ser consideradas fuerza mayor. Especialmente teniendo en cuenta los efectos que podría tener una declaración “oficial” en tal sentido fuera del ámbito laboral. O en relación a los supuestos en los que el cierre de la empresa o de la actividad no viene dado por una decisión de la autoridad correspondiente, sino por una cuestión preventiva o incluso por la falta de suministros.

Todos llevamos días cuestionándonos si las distintas afectaciones que se están viviendo en las empresas como consecuencia del Coronavirus y las medidas aprobadas para prevenir su expansión, reúnen las características necesarias para ser consideradas fuerza mayor. Especialmente teniendo en cuenta los efectos que podría tener una declaración “oficial” en tal sentido fuera del ámbito laboral. O en relación a los supuestos en los que el cierre de la empresa o de la actividad no viene dado por una decisión de la autoridad correspondiente, sino por una cuestión preventiva o incluso por la falta de suministros.

En relación a esta cuestión os adjuntamos la nota interna de la Dirección General de Trabajo que ha empezado a circular esta mañana. En esta nota interna el Ministerio de Trabajo considera FUERZA MAYOR prácticamente todo lo que tenga que ver con el Coronovirus, incluidos los aislamientos preventivos y los cierres por falta de suministros. En concreto:

“En general, por lo tanto, deben entenderse integradas en el concepto de fuerza mayor temporal las situaciones de pérdida de actividad debidas a las siguientes circunstancias

a) Las derivadas de las distintas medidas gubernativas o sanitarias de contención adoptadas como consecuencia del Covid-19, incluida la declaración del estado de alarma por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, que impliquen o puedan implicar, entre otras, suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y o las mercancías.

A estos efectos todas las actividades incluidas en el anexo del real decreto antes citado se consideran afectadas por fuerza mayor temporal.

b) Las debidas a situaciones urgentes y extraordinarias provocadas por el contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo, que queden debidamente acreditadas.

c) Falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad o impongan la suspensión de ciertas actividades laborales, siempre que traiga su causa en las medidas excepcionales decretadas por la autoridad gubernativa o recomendadas por las autoridades sanitarias, en ambos casos en relación al Covid-19.

No deja de ser una nota interna del Ministerio, y por tanto sin valor normativo. Y estamos a la espera de ver si mañana se aprueban las medidas laborales en relación con los ERTES que anunció el presidente del gobierno en su comparecencia del sábado. Con lo que, una vez más, recomendamos prudencia, paciencia y, en la medida de lo posible, esperar a mañana para conocer las medidas laborales concretas que se aprueban para hacer frente a esta situación.

 

 

Área Laboral de Toda & Nel-lo