Ayudas financiacion empresas y autonomos
Áreas de práctica:
13.04.2020

Ayuda a la financiación de empresas y autónomos (Segundo Tramo Avales ICO)

Los avales con esta finalidad podrán solicitarse hasta el 30 de septiembre de 2020, sin perjuicio de que ese plazo pueda ser ampliado en virtud de nuevo acuerdo del Consejo de Ministros.

El Consejo de Ministros aprobó el 10 de abril de 2020 el SEGUNDO tramo de la línea de avales para la financiación de empresas y autónomos por importe de 20.000 millones de euros, en desarrollo del art. 29 del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo. 

Al igual que con el primer tramo ya aprobado, el objetivo de este segundo tramo sigue siendo el incentivar que las entidades financieras concedan a empresas y autónomos nuevas líneas de financiación, y renueven las ya existentes, mediante la obtención de avales del ICO que garantizarán parte del riesgo asumido por tales entidades financieras en dichas líneas de financiación.

Los avales con esta finalidad podrán solicitarse hasta el 30 de septiembre de 2020, sin perjuicio de que ese plazo pueda ser ampliado en virtud de nuevo acuerdo del Consejo de Ministros.

Las condiciones aplicables al SEGUNDO tramo de la línea de avales son iguales a las aplicadas al primer tramo y que ya resumimos en nuestra anterior alerta informativa (ver aquí), salvo por lo que indicamos a continuación:

1. Destinatarios SEGUNDO tramo de la línea de avales: solamente autónomos y PYMES.  

Recordemos que se considerará PYME a estos efectos a la empresa que emplee a menos de 250 personas y cuyo volumen de negocios anual no excede de 50 millones de euros o cuyo balance general anual no excede de 43 millones de euros.

2. Financiadores beneficiarios de los avales: entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito, entidades de dinero electrónico y entidades de pago que hayan solicitado la adhesión al contrato marco del ICO antes del 15 de mayo de 2020.

3. Costes de la financiación: deberán mantenerse en línea con los costes cargados por las entidades financieras antes del inicio de la crisis del COVID-19, teniendo en cuenta la garantía pública del aval y su coste de cobertura y, por lo tanto, en general, deberán ser inferiores a los costes de los préstamos y otras operaciones para la misma tipología de cliente que no cuenten con el aval. El cumplimiento de esta condición será supervisado por ICO.

Las entidades financieras aplicarán los mejores usos y prácticas bancarias en beneficio de los clientes y no podrán comercializar otros productos con ocasión de la concesión de préstamos cubiertos por este aval público ni condicionar su concesión a la contratación por parte del cliente de otros productos.

Se establece además que el criterio de reparto del SEGUNDO tramo de la línea de avales entre las entidades financieras será el mismo seguido para el primer tramo y que, dicho criterio se mantendrá hasta el 30 de junio de 2020. A partir de entonces, los importes de aval asignados y no utilizados por las entidades se distribuirán entre el resto de operadores, de forma proporcional al importe de aval que hubieran utilizado hasta esa fecha.

Por este motivo, es de esperar que las entidades financieras se muestren muy activas en la concesión de financiación acogida a este SEGUNDO tramo de avales hasta el 30 de junio, so pena de perder la cuota de avales que les hubiesen asignado y que no hubiesen consumido hasta esa fecha.
 

 

Más información: Javier Hernández